Historia

La santísima Virgen Maria llora en Tenayuca

(Breve Historia de la aparición de la Virgen María en

Tenayuca, Edo. De México, México).

 

 

 

He venido para enseñarles a orar….

Oren conmigo mi Santo Rosario,…vivan en mis virtudes.

Mediten en la pasión de Jesús…oren por las benditas almas del purgatorio.

Oren por los sacerdotes, Obispos y Cardenales.

Oren por el Santo Padre.

Arrepiéntanse,…Pidan perdón por sus pecados,… tomen a Mi Santísimo Hijo en la Eucaristía y Dios los perdonara.

Yo pido por la conversión de todos los pecadores”

María reconciliadora de corazones afligidos

 

“Para el que cree ninguna prueba es necesaria, para el que no cree, ninguna prueba es suficiente.”

La culpa de la humanidad (Romanos 1,18-21)

(Tomado de la Biblia Dios habla hoy)

18 Pues Dios muestra su ira castigando desde el cielo a toda la gente mala e injusta, que con su injusticia mantiene prisionera la verdad. 19

 Lo que de Dios se puede conocer, ellos lo conocen muy bien, porque él mismo se lo ha mostrado; 20 pues lo invisible de Dios se puede llegar a conocer, si se reflexiona en lo que él ha hecho.

En efecto, desde que el mundo fue creado, claramente se ha podido ver que él es Dios y que su poder nunca tendrá fin.

 Por eso los malvados no tienen disculpa.[e] 21 Pues aunque han conocido a Dios, no lo han honrado como a Dios ni le han dado gracias. Al contrario, han terminado pensando puras tonterías, y su necia mente se ha quedado a oscuras. 2

 

 

Las imágenes que se muestran en este video, son reales, con personas reales tomadas en el momento en que los hechos ocurrieron.

Este video se puede reproducir sin  fines de lucro.

Se muestra para que todos aquellos que se encuentran extraviados, como dice la Virgen, encuentren el regreso de camino a casa.

 Para aquellos que tienen una fe débil, la fortalezcan y para los que ya transitan los caminos de Dios encuentren dirección, motivación y maduren su fe.

 

Tenayuca es un pueblo ubicado al norte de la ciudad de México, de origen precolombino, inmerso en la dinámica del gran Cd. De México, todavía se conserva ahí una gran pirámide vestigio de la gran cultura Chichimeca que ahí se desarrolló.

 

 Precisamente enfrente del estacionamiento de visitantes a la pirámide se encuentra la casa de la familia Pérez Cortés en la calle Quetzalcoatl No55 y es ahí, en donde se desarrolla esta historia.

 

En el año 1995, Rodrigo Pérez Cortés, hijo de el Sr. Lucio Pérez  y la Sra. Rosa Ma. Cortés (Rosita) se encontraba buscando trabajo por primera vez, y platicando con su mamá sobre las incidencias del día, ésta le comentó el deseo tan grande que tenía de poseer una estatua de la Virgen de Guadalupe, de esas de yeso que venden en los negocios de artículos religiosos de la Basílica de Guadalupe, ya que hasta ese momento solo tenía una desgastada imagen de la Virgen que le había regalado su papá el día de su matrimonio con Dn. Lucio.

 

 Rodrigo le dijo a su mamá;

-Pídele a la Virgen que me consiga trabajo y yo con mi primer sueldo te compro tu Imagen.

Así sucedió y cuando Rodrigo tuvo su primer sueldo le compró la imagen a su mamá, ese año llevaron la estatua a bendecir a la Basílica de Guadalupe y como todos los años, según costumbre de la familia, fueron en carrera de relevos por el fuego Guadalupano a la Basílica.

 

 La imagen de la Virgen de Rosita fue colocada en un nichito de madera, y a ella se dirigía todos los días al levantarse para pedir su bendición, agradecer un nuevo día y al anochecer para agradecer el día que se había vivido.

La vida siguió transcurriendo hasta que llegó el día 1º de Diciembre de 1996.

 

 Ese día Rosita se levantó como siempre para ir por la leche a la Conasupo (la distribuidora estatal de leche), apenas amaneciendo pasó enfrente de la imagen de la Virgen y la saludó:

- “Buenos días Lupita, ¿como amaneciste? Ya me voy por la leche, dame tu bendición madre mía”.

 

 Notó algo anormal en la carita de la Virgen, pero como todavía estaba obscuro no se dio cuenta exacta de lo que era.

A su regreso, vio que la Virgen tenía un derramamiento de un líquido rojizo que manaba de sus ojos, parecía que estuviera llorando sangre. Inmediatamente se dio a la tarea de investigar quién estaba jugando con la Virgen.

 Preguntó a sus hijos, pero nadie sabía nada, muy incrédula y confundida se acercó a la estatua y en su interior pensaba:

 –“Perdóname madre mía,… perdóname que dude, me duele tanto verte llorar, pero necesito una prueba de que esto que está sucediendo es verdad, al instante la virgen respondió y pudo ver como dos nuevas lágrimas de sangre rodaron de los ojos de la Virgen, sumamente emocionada lloró y pidió perdón por dudar.

Entre el día 1º y 12 de Diciembre de 1996 la estatua de la Virgen lloró 8 veces.

La noticia se difundió rápidamente y  una gran cantidad de gente empezó a llegar a la casa para visitar la imagen, inclusive se acercaron los medios de comunicación y éste hecho se difundió por televisión por canal 13 y a través del periódico Reforma.

 

 El día Sábado 12 de diciembre, se sacó la imagen de la Virgen al estacionamiento de la pirámide para que toda la gente que la quería ver lo pudiera hacer sin apretujamientos, ese día se dio por primera vez el fenómeno solar que se muestra en el siguiente video y que de ahí en adelante se repetiría continuamente….

El sol cambiaba de colores: verde, azul, rojo, morado, se podía ver a simple vista por periodos prolongados de tiempo hasta 45 minutos sin que lastimase la vista, cambiaba de tamaño y tenía un punto luminoso mas brillante que el resto del sol como si fuera el brillante de un anillo gigantesco y era precisamente éste el que giraba a gran velocidad en un sentido y otro por la circunferencia del sol, dando la pasmosa impresión de que el sol giraba a una gran velocidad.

 Se podían ver a simple vista esos cambios de luminosidad dentro del sol, como de algo espeso que hierve, manchas mas oscuras y otras mas luminosas que se agrandan  unas y se achican otras.

Ese día había llegado un grupo de técnicos y camarógrafos de canal 13 de Televisión, traían un camión con una planta de luz y varias cámaras, con el propósito de filmar la imagen y hacer un reportaje para su programación habitual.

En cuando empezó el fenómeno solar, se llamó a uno de los camarógrafos, indicándole que filmara el portento, este volteó al cielo, lo observó y sin saber más dijo que era un efecto de la contaminación. Se le explico que estos fenómenos acompañan muchas veces las apariciones de la Virgen, que notara que podía contemplar el sol sin que le dañara los ojos y que viera las circunvoluciones que efectuaba, pero, no creyó, dijo además que el no podía enfocar la cámara al sol porque se podía dañar irremediablemente.

Se le avisó también al encargado del estudio y tampoco quiso filmar el sol.

 Se concentraron en hacer tomas de la imagen y de la gente que ahí se encontraba.

Al siguiente día regresaron a buscar que les permitieran tomar  algunas imágenes de la estatua y preguntaban por la persona que si había filmado los fenómenos solares, con la intención de tener una copia, ya que ellos, con todas las cámaras que traían no habían logrado filmar nada ya que solo aparecían manchas obscuras en sus películas.

 

Ese día se encontraba presente la vidente norteamericana Bobie Michael, que recibió el primer mensaje de la Virgen Santísima a las 5:20 pm:

-“Yo,.. Su bendita madre de Guadalupe,… ruego por Uds.,… Para que cambien y limpien sus corazones…

 Lloro por todos mis niños.

Esas lágrimas,… son para mostrar al mundo que Yo,… soy una verdadera madre… que intercede y ruega por sus niños extraviados, para que vuelvan a casa,… a mi inmaculado corazón.

Ruego por todos mis niños… y lloro lágrimas de sangre… para mostrar cuan real soy.

 Soy una madre que ruega e implora al padre celestial… para que retire su poderosa y justa mano.

Ruego por ustedes,… para que vengan a mi inmaculado corazón… e imploro porque cambien sus caminos…, sus hábitos,… y oren,… oren con sus santos rosarios.

Yo soy su madre,… que viene a despertar a los adormilados,… a aquellos que se han extraviado.

 …Yo soy la Virgen del verdadero Dios.

 Mis lágrimas son verdadera sangre,… y lloraré… hasta que el horrible crimen del aborto… se detenga.

Por favor… comparte mis palabras con todos mis niños… Yo soy la Virgen de Guadalupe.”

 

Los fenómenos del sol se siguieron viendo continuamente desde la casa de Rosita hasta que llego el  día Sábado 28 de diciembre de ese mismo 1996.

 Rodrigo se encontraba haciendo la limpieza de su cuarto, cuando de repente escucho una voz que le llamaba:

–“Rodrigo, hijo mío”;

 El volteó pero no vio a nadie, nuevamente escucho el mismo llamado, volvió a ver y no miró a nadie, así que empezó a dudar si realmente había escuchado su nombre. Por tercera vez escuchó:

–“Rodrigo, hijo mío… voltea” y al voltear vio a la altura donde estaba la ventana de su habitación a la Santísima Virgen Maria, la ventana había desaparecido y en su lugar se encontraba nuestra señora, en medio de una nube y una gran luz, no le dijo nada.

 Mas tarde como a las 4 p.m. Mientras Rodrigo se encontraba con su mamá vio venir nuevamente una esfera de luz y en medio de ella a Nuestra Señora, cayendo de rodillas en éxtasis escuchó que la Virgen le decía:

–“Rodrigo, hijo mío,… te he escogido para que tu seas el portador de mis mensajes,… y como prueba de esto te regalo los estigmas de mis lágrimas de sangre”, en ese instante de los ojos de Rodrigo comenzaron a manar lagrimas de sangre. Este fenómeno se repetiría como signo visible de la presencia de nuestra señora en los momentos en que Rodrigo en lo sucesivo entrara en comunicación con la Virgen.

Al día siguiente, domingo 29 de diciembre Rodrigo entró en éxtasis, derramando lágrimas de sangre.

 La Virgen se volvió a manifestar, y así, alrededor de la 10 de la mañana, los guió a un cerrito que esta justo detrás de Tenayuca, y que forma parte de la Sierra de Guadalupe.

Pidió que no fueran Niños.

 Al ir caminando por la cañada entre dos montecillos, Los árboles se inclinaban y volvían a su lugar al paso de la Virgen, rindiendo homenaje a la Reina del Cielo.

 De repente, aparecieron a la derecha, dos arcoíris hermosísimos, en el cielo, era una mañana completamente despejada, sin nubes, de esas de Diciembre.

 Estos arcoíris, coincidían en un lugar, que la Virgen indicaba.

 Subieron el cerrito y llegaron a donde los arcoíris señalaban una gran piedra, saliente en la ladera.

A este cerro Nuestra madre le llamo Cerro de la Paz y a la piedra Roca de la Paz.

En cuanto estuvieron ahí, iniciaron a rezar el Santo Rosario, y de repente Nuestra Señora, por medio de Rodrigo, los previno:

-“Tened cuidado hijos míos, que el enemigo se encuentra apostado en ese arbolillo”.

No bien hubo de terminar de decir esto, se suscito un ataque del demonio que jalaba a Rodrigo y a las dos personas que lo sujetaban a su lado, para despeñarlos hacia abajo de la roca.

Nuestra Madre dijo:

“Orad a Sn Miguel Arcángel”, y en cuanto empezaron a Rezar, ceso el ataque.

La Virgen pidió que se subiera al cerro por tres días consecutivos.

Después de estos tres días, La Virgen pidió que se subiera a rezar al cerro por 15 días consecutivos.

Al día siguiente, Lunes 30 de Diciembre  volvieron a subir al cerro, y el ataque se volvió a repetir, pero mas intenso. Rezaron a Sn Miguel Arcángel y el ataque volvió a cesar, la Virgen dijo:

“Por la noche, abran de rezar,…mis queridos hijos,… oren mi Santo Rosario,… vuestra fe va a ser probada,… prepárense para cualquier cosa”

Ya de regreso, todos muy impresionados, como en el día anterior, se preguntaban que habría querido decir la Virgen con eso de “vuestra fe va a ser probada”.

Por la tarde, llego, a casa de Rodrigo, un joven vestido de blanco, para decir que los venia a auxiliar, porque con lo sucedido el día anterior, se había corrido la voz, nadie lo conocía y nadie supo de donde vino.

 Pidió que se taparan los espejos, y como Rodrigo se iba a bañar, quería meterse con él, esto a nadie le gusto y no lo dejaron.

Mas tarde Rodrigo volvió a caer en éxtasis; el muchacho de blanco, pidió que se taparan los espejos y que le trajeran una sábana blanca, la tendió en el piso e hizo que Rodrigo se parara en medio, saco algunas cosas como para hacer un ritual, los demás solo observaban pero no estaban muy a gusto.

De pronto la Virgen le dijo al joven, que si no creía en Ella, ¿porque estaba ahí?, que solo había venido para hacerle daño a su hijo Rodrigo, que por favor se marchara, ya eran como la una de la madrugada del día siguiente 31 de Diciembre.

Al escuchar esto, todos iniciando por Don Lucio, el papá de Rodrigo, le pidieron al joven y no de manera amable, que se marchara.

Rosita, la mamá de Rodrigo, se preocupó por este joven, porque ya era tarde, y no le fuera a pasar algo por andar de noche tan solo. Finalmente se marchó.

Mas tarde Rodrigo, en éxtasis se encontraba en su recámara, lo fueron a ver su mamá y su cuñada Alejandra, y notaron un intenso olor a azufre y la recámara extrañamente fría, intensamente fría.

 De inmediato se pusieron todos a rezar y el olor desapareció y la temperatura se regularizó.

La virgen dio instrucción de que se hiciera una cadena de oración alrededor de la recámara, y que acompañaran a Rodrigo; su tío Bulmaro, su cuñado y su hermano Juan.

Rosita pidió permiso a La Virgen para que también se quedara Don lucio, su esposo, y se le concedió.

Siguió la cadena de oración y la comitiva adentro con Rodrigo.

De repente se oyó un estruendo en las láminas metálicas del techo de la recámara, y los que estaban adentro se quedaron petrificados; había aparecido un horrible monstruo como un perro grande, negro, con una cara simiesca; grandes garras, colmillos y una larga cola que al moverla siseaba, traía un puñal en la garra delantera.

 La temperatura descendió abruptamente y el olor a azufre se volvió muy intenso. El monstruo atacó, les tiraba de puñaladas, les arañaba con sus garras y habiendo tomado un cirio encendido, de la habitación les aventó la parafina caliente a la cara.

Levanto a Rodrigo varias veces en vilo y lo azotó contra el refrigerador que se encontraba en la habitación.

 Nadie era capaz de moverse del horror que sentían.

De repente la Virgen dijo:

- “Atrapadlo”

Se les quitó el miedo, Don lucio lo abrazo por la parte de atrás, sujetándolo fuertemente, pero se le escapó y corrió hacia la habitación contigua, en donde sobre el marco de la puerta, habían colocado un manto verde ribeteado en dorado que la misma Virgen había mandado a  hacer y que había ordenado se colocase en ese sitio.

 Al tocar el manto, el monstruo se enredo en el y cayó. Todos se le echaron encima y la Virgen pidió que lo cubrieran con el manto, de tal manera que mientras mas lo cubrían, mas pequeño se hacia, hasta que quedo reducido a un envoltorio esférico del tamaño de un melón.

La virgen pidió que se colocara a los pies de la estatua que había derramado lágrimas de sangre, dentro de la capillita de marco de aluminio que le habían mandado a hacer, y que ahí debía de permanecer sin salir por 15 días, que por ningún motivo se abriera la puerta, porque Ella no quería que le fuera a hacer daño a la familia.

Al tratar de levantar el envoltorio del manto notaron que pesaba demasiado, entre cuatro personas difícilmente lo alzaron y lo depositaron dentro de la capilla.

 

El mensaje tácito de la Virgen es claro, el Demonio existe, ustedes solos no lo pueden vencer, pero con mi ayuda, la ayuda de Dios, pueden hacerlo.

Don Lucio se hizo guardián de esa orden y guardo la llave de la capilla para que nadie la abriera.

Al otro día martes 31 de Diciembre de 1996, se subió al cerro, la Virgen permitió que los niños subieran.

Al llegar, se inicio el rezo del Santo Rosario y la Virgen se volvió a manifestar, nos dijo a través de Rodrigo:

-“Observad, pequeñitos,… ya no se siente la presión que se sentía en días pasados, ahora se siente paz,… Yo voy a hacer de este lugar un asiento del bien”…

La virgen había desalojado de ese lugar a los demonios que por ahí se habían aposentado.

Mas adelante, nos enteramos que por esos sitios se habían encontrado despojos de asesinatos, gente se reunía para drogarse y se habían cometido violaciones.

El día 3 de Enero de 1997 se subió nuevamente al cerro y se llevaron 7 palomas blancas, que por petición de la Virgen ahí mismo se soltaron.

Se organizo una peregrinación al cerro de enfrente, al que acudieron como unas veinticinco personas, la mayoría iba vestida con ropas de color, pero desde el cerro de la paz todas lucían como si llevaran ropas blancas.

Se siguió subiendo al cerrito a orar, tal como la Virgen lo había pedido hasta que llego el siguiente Domingo 5 de Enero de 1997.

Ese día la Familia Pérez Cortes, había invitado a comer a una familia, y por tal motivo no había dejado a Rodrigo subir desde temprano al cerro, sin embargo el había estado sintiendo una necesidad imperiosa de subir, pero Don Lucio fue tajante, no se iba a subir hasta después de haber comido.

Después de comer, se subió al cerro.

Al llegar a la Roca de la Paz, Rodrigo se dio cuenta de que las rosas que se habían plantado en días anteriores, por petición de Nuestra Madre, así como una cruz, habían sido arrancadas del suelo y se encontraban esparcidas y tiradas por ahí. También en las piedras aledañas que se habían pintado de blanco, se encontraban letreros alusivos indicando que todo era una mentira, que Rodrigo estaba loco.

 Rodrigo, se sentó en una piedra y empezó a llorar diciendo que por eso sentía tanta ansiedad de subir al cerro desde la mañana, que sabía quienes habían sido, y muy entristecido empezó a llorar, pronto esas lágrimas se convirtieron en lágrimas de sangre, y la Virgen se volvió a manifestar:

-Pues en verdad os digo, que esto que han hecho mis hijos en verdad me ha lastimado mucho,…y es por eso que os pido que han de atender a mi llamado,… pues es necesario que mañana por la mañana, deben sacar a ese demonio de la capilla donde se encuentra, y deberán llevarlo a mi Basílica,… para que ahí, después de que un sacerdote bendiga el manto en el que se halla envuelto, lo suelten porque yo lo encadenare ahí para siempre…

Pues con esto que han estado haciendo mis hijos, ese demonio esta tomando fuerzas y el manto no podrá resistir por mucho tiempo, no quiero que se haga daño a esa familia, es por eso es que Yo os he estado llamando.

 Si hubieran venido cuando mi hijo les indico, todavía hubieran encontrado a esas personas que hicieron esto…En verdad os digo que me lastimaron mucho, y es por eso que deben ustedes atender a mi llamado, para que mañana por la mañana que saquen el manto deben orar mucho.

 Después de llevar el manto, traedlo, hijo mío, (dirigiéndose al padre de familia que escuchaba el mensaje con su esposa) y postrarlo a mis pies sobre esta roca.

En verdad os digo que el castigo caerá sobre estos hijos que han hecho esto,… y desde ahora os digo que Yo La Santísima Virgen María de Guadalupe, la madre del verdadero Dios, mando sus almas al purgatorio, de donde no habrán de salir jamás.

Rodrigo nos relata que en ese momento, junto a la Virgen Santísima se encontraba Nuestro Señor Jesucristo, quien había condenado a quienes habían cometido semejante sacrilegio,… pero Ella de rodillas suplicaba por ellos, de tal manera que nuestro Señor escuchó sus ruegos y su destino, en el castigo, cambio de lugar.

Al día Siguiente, en compañía de un sacerdote, se acudió a la Basílica de Guadalupe a cumplir el mandato de Nuestra madre, el sacerdote bendijo el manto, y ahí mismo en las banquetas automáticas que se encuentran bajo la imagen de Santa María de Guadalupe, se desató la cinta dorada del manto.

Solo entonces se cayó en  la cuenta que dentro no había nada, ni se oyó, ni se olió nada, solamente que la forma esférica que tenia el manto se perdió. Quiere decir que eso que ahí se encontraba, era lo que lo mantenía en esa forma esférica.

El día 6 de Enero llegamos a los pies del cerro de la Paz y La Virgen le pidió a Rodrigo que pusiera 4 rosas secas (completamente secas) y las envolviera dentro del manto de esas que acompañaron al mismo a la Basílica y que se encontraban en la caja de cartón en donde este se depositó.

Mas tarde se subió al cerro y se hizo entrega del manto a la Santísima Virgen, que entonces ya se había manifestado nuevamente, y al postrarlo a sus pies, pidió a Rodrigo, lo tomara entre sus manos, desenvolvió el manto y de el cayeron las mismas rosas, pero ahora completamente frescas y lo obsequió al padre de la familia, que cumplió el mandato.

Nos dijo que las rosas eran una muestra de su amor y que eran las mismas que habían arrancado del cerro de la paz.

Desde entonces el manto se resguarda en casa de esa familia como una reliquia de incalculable valor.

Unos años después, aquellas personas que habían cometido el sacrilegio, murieron de forma trágica, uno fue asesinado mientras asaltaba una farmacia, y el otro mató a su novia y después se suicidó.

Al otro también lo mataron.

Ese mismo día 6 de Enero cuando se llevo el manto de la misión para postrarlo a los pies de la Santísima Virgen, Ella nos invito a hacer oración nocturna por tres días consecutivos 7, 8 y 9 de Enero de 1997.

Se cumplió con las veladas nocturnas, y en la última de ellas, durante el día 9 y ya en la madrugada del día 10 de Enero ocurrió el milagro de las rosas.

En esa tarde del 9 de Enero llego el padre de familia que recibió el manto y no sabía que había que llevar rosas para esa última jornada de oración, así que cuando saludo a Rodrigo, este le pregunto por sus rosa y al ver que no tenía, fue por una.

En el momento en que Rodrigo se la entregaba, del exterior de la rosa se formo una gota de sangre, que se ampulò y se derramó por los pétalos exteriores.

Rodrigo dijo:

-Mire que linda es nuestra Madre, ya le anticipó su regalo.

Por la noche se inició la oración y Rodrigo entró en éxtasis, llamó a varias personas y les fue entregando una rosa a cada uno, entre ellos se encontraba un borrachito, que cuando recibió la suya se arrodilló, se le quitó la borrachera y ahí mismo prometió que iba a cambiar de vida.

Al final de la jornada las rosas de todos los presentes, mas de 50 personas empezaron a “llorar”, les aparecían gotas de agua por el interior y el exterior de las mismas.

Este fue el regalo que la Santísima Virgen hizo a todos sus hijos que asistieron a la oración.

En el transcurso de la oración, Rosita pidió por su suegro, porque estaba muy delicado de salud pero la Virgen respondió, que ya era hora de que se marchara.

Efectivamente al día siguiente su suegro falleció

Durante esos días en que Rodrigo al entrar en éxtasis derramaba lágrimas de sangre, su mamá, preocupada decidió llevarlo al hospital para una revisión, pensaba que seria peligroso que estuviera perdiendo tanta sangre.

Su sorpresa fue mayúscula, porque al tratar de levantarlo, no pudieron hacerlo, ya que pesaba en exceso; ni entre cuatro personas pudieron.

Rosita angustiada, pidió a la Virgen le permitiera llevarlo, esta le respondió que su hijo se encontraba bien, que no debía preocuparse, pero accedió y solo entonces lo pudieron incorporar para llevarlo al hospital

 Al llegar al hospital, la doctora que lo examinó, reprendió a Rosita por su falta de previsión, porque dijo, confundiendo el éxtasis, que Rodrigo iba al borde del colapso.

 Menuda fue su sorpresa, al percatarse de que sus signos vitales eran normales, solo llevaba una pequeña anemia, producto del tercer día de ayuno que Rodrigo hacia por mandato de la Virgen.

Cuando la doctora le pregunto a Rodrigo (que en ese momento se encontraba en éxtasis) su nombre, este le respondió:

“No soy Rodrigo soy la Santísima Virgen María, tu madre, la madre de todos ustedes”.

Ya en el hospital, se fue la energía eléctrica, pero curiosamente la única habitación iluminada de todo el nosocomio, era aquella en la que Rodrigo se encontraba.

De acuerdo al mandato de la Virgen Santísima, se subió al cerro a hacer oración por 15 días consecutivos, tal como Ella lo había pedido.

En casa de Rodrigo, las cosas se complicaron, ya que la familia de su papá intervino, para que se pararan “esas mentiras”, a tal grado fueron las diferencias, que Don lucio prohibió que la gente siguiera entrando a su casa, decía que las personas no respetaban su dolor por la muerte de su padre.

 Al final, se negoció con El un horario de visitas, para que la gente pudiera asistir a ver la imagen que derramó lágrimas de sangre y a hacer oración.

A Rodrigo, su papá le prohibió subir al cerro y lo encerró por tres días, para que dejara de decir que la Virgen le estaba hablando.

La demás gente siguió subiendo al cerro para hacer oración, como lo había pedido la Virgen.

Las tensiones crecieron y su papá, quien no creía que la Virgen se había aparecido a Rodrigo y menos que se manifestara a través de él, lo corrió de su casa.

 Se refugio en casa de la hermana Mary, una religiosa que acudía frecuentemente a las apariciones.

Rodrigo regresó al cerro para continuar con la oración.

Un día que Rodrigo salía comprar pan sucedió algo terrible, dejemos que el mismo nos lo relate:

“En una ocasión salí a comprar pan cerca de donde yo vivía, al cruzar la avenida me tomaron por la espalda. Me taparon los ojos y me subieron a un carro. De pronto  sentí que el vehículo se detuvo, me  quitaron la venda de los ojos vi que estaba  en el Cerrito de la Paz,  me dijeron:

- Corre,

comencé a correr, estas  personas  sacaron una pistola  y comenzaron  a dispararme en los pies,  me tropecé, Me tomaron de los pies y me arrastraron hasta una ladera, ahí me pegaron y me dijeron:

- Mas vale que le digas a toda la gente que todo esto es una mentira, que no es verdad,  si no… te pesara mucho a ti y a toda tu familia.

Uno de ellos  me puso la pistola en la cabeza y me dijo: 

-Aquí te cargo la tristeza  si es verdad que dices  ver  la virgen dile que te ayude, mira  a tu  Dios  que ni  siquiera viene ayudarte.

Cerré  mis ojos fuertemente, abrace mi rosario fuertemente y le pedí ayuda a Ella, en ese momento sentí que me aventaron a un hoyo  solo escuchaba  silencio abrí mis ojos y ya no había nadie”. Estas personas en compañía de dos más fueron las mismas que pusieron los letreros en las piedras en el Cerro de La Paz

A partir de ese momento se produjo la etapa oscura de la obra ya que se cometieron diferentes errores, dando por hecho cosas que no provenían del cielo.

Ocurrieron simulaciones y mentiras.

Las personas que se tenían que alejar, lo hicieron y las que se debían quedar se quedaron.

Después de tres años de seguimiento en la obra de Nuestra Madre Santísima, viene la etapa madura de ésta y la virgen nos da los mensajes de los días:

10, 16, 30 de mayo y 6 y 13 de junio de 1999, mismos que nos pide se den a conocer al mundo entero.

 

La obra, se puede decir que se desarrolló en tres etapas bien definidas:

 1a.- La imagen Llora, la Virgen se aparece a Rodrigo, se obran muchos portentos que el Cielo se toma la molestia de presentarnos, para que nos diéramos cuenta del origen de los acontecimientos  

2a.- Viene la conformación del grupo que finalmente va quedar como testigo de los acontecimientos. Para ello, cada uno de nosotros tuvo que luchar con sus dudas, con su soberbia espiritual, con su fe, incluido por supuesto el mismo Rodrigo. Es la etapa de los graves errores que se cometieron en la obra. Se van quienes no pueden permanecer. Dicen los que saben, que la Virgen se sacude el manto.

3ª.-  La etapa madura de la obra: Viene la madurez del vidente, de nosotros mismos, aferrados con la gracia del Espíritu Santo a nuestra Fe y al testimonio de los acontecimientos. Se dan los mensajes que Nuestra Señora quiere trasmitir, que no continúan, porque como Ella misma lo dice, no se han difundido. Terrible falla de nuestra parte, y en gran medida mía, ya que en mi se concentró toda la información de la obra, que a decir de Rodrigo, la Virgen escogió como depositario de la misma.

De estas apariciones, existen aproximadamente 30 horas en video, incluyendo los mensajes íntegros de Mayo y Junio de 1999,

 

 

 

 

 

 

Published on  February 18th, 2012